viernes, 27 de abril de 2012

JOAN MANUEL SERRAT - CANTARES




Todo pasa y todo queda,
pero lo nuestro es pasar,
pasar haciendo caminos,
caminos sobre la mar.

Nunca perseguí la gloria,
ni dejar en la memoria
de los hombres mi canción;
yo amo los mundos sutiles,
ingrávidos y gentiles,
como pompas de jabón.

Me gusta verlos pintarse
de sol y grana, volar
bajo el cielo azul, temblar
súbitamente y quebrarse.

Nunca perseguí la gloria...

Caminante, son tus huellas
el camino y nada más;
caminante, no hay camino,
se hace camino al andar.

Al andar se hace camino
y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar.

Caminante no hay camino
sino estelas en la mar...

Hace algún tiempo en ese lugar
donde hoy los bosques se visten de espinos
se oyó la voz de un poeta gritar:
«Caminante no hay camino,
se hace camino al andar...»
golpe a golpe, verso a verso...

Murió el poeta lejos del hogar.
Le cubre el polvo de un país vecino.
Al alejarse le vieron llorar.
«Caminante no hay camino,
se hace camino al andar...»
golpe a golpe, verso a verso...

Cuando el jilguero no puede cantar,
cuando el poeta es un peregrino,
cuando de nada nos sirve rezar.
«Caminante no hay camino,
se hace camino al andar...»
golpe a golpe, verso a verso.

martes, 24 de abril de 2012

Tú no estás allí


Un instante,
Un momento y no más,
Una mirada.
Una sonrisa y mil más.

Un silencio
La soledad, el tiempo
Y tú,
Frente a mí.

Observas,
Y nada dices.
Observo,
Y nada veo.

Solo a ti,
Y tú no estás.
Solo a mí,
Y yo no estoy.

El humo,
De distintos sabores,
Corriendo,
Por mis venas.


El pensamiento,
Nulo y no es silencio
Y tú,
Tú no estás allí.

Ganas de irse,
A otro lugar
¿A dónde?
Ya no lo sé.

Ganas de quedarse
En el momento
¿Para qué?
Ya no lo se

Solo sé que
No sé nada
Que tu, no me conoces
Ni yo a ti.

Solo se
Que la luz brilla
Y estoy parado,
Aquí, sin ti.


Ya no es silencio,
Ya no es palabra
No es desesperación
Ya no me amarga.

Tú no estás,
Y yo no estoy aquí.
Yo no estoy,
Ya no puedo,
Sin ti.

Te llame


Te llame. El teléfono sonó entre 5 y 10 veces. Sentí que no querías atenderme y lo descubrí cuando al fin te escuche. Tus palabras parecían mudas, se notaban tajantes. Dolidas. ¿De qué?
 No lo sé, lo que sí, se que las viví en la propia piel.
Te dije que nos viéramos, que te necesito. La mudez otra vez. Silencio que se expresa en palabras vacías de contenido. Blasfeme en mi propio silencio y, otra vez, regresaron las palabras. Un adiós, un hasta pronto. Un “te escribiré, si tengo ganas de verte”.

 Así es el amor contigo.
Sabe a poco este domingo. Sabe a nada y sigo dormido. Dormido por la necesidad tus labios de mujer, por las caricias de mañana; las cuales presiento, que contigo, jamás podre tener. Y aun así, sigo contigo, sigo en la distancia, en tu ausencia y en tu silencio. Sigo así, porque te quiero, porque aun cuando me lastimas, me haces bien. Te quiero y no sé por qué me haces bien. Porque me lastimas con tanta facilidad que me siento una copa de cristal. Porque me humillas con tanta frecuencia que hasta siento que ya no lastima.
Te llame, para verte. Me dijiste quizás, yo te dije te quiero y tu, que si deseas verme….me escribirás.

Estas enojada


Estas enojada,
Y tu silencio, dice más
Que todas tus palabras.

Estas enojada,
Y me dices
Que no soy nada.

Estas enojada,
Que ya no me quieres
Que ya no amas.

Estas enojada,
Y en tu silencio, oigo más
Que en tus palabras.

Estas enojada,
Y puedo verlo,
En tu mirada.

Estas enojada,
Y, aun, me amas
Me lo dice, tu mirada.

Tú y yo.


Tú, apareciste
en mi vida
cuando había dicho
“la tercera es la vencida”.

Tú, llegaste
en tiempos de decepción
cuando tenía
muerto el corazón.

Tú, arribaste
sin pedir permiso,
y te fuiste, dejando atrás
al sumiso.

Tú, me diste
la mayor compañía
a cambio, te ofrecí
esta alma mía.

Tú, que dueles
el haberte sabido querer.
tú, que sientes
que atrás, no se puede volver.

Yo, que duelo
por no haberte sabido querer
yo, que siento
que el amor comienza a florecer.

No hay atrás,
no hay ayer,
solo un mañana.
Solo,
Tú y yo.

Si supieras


Si supieras,
Que cuando me besas,
De forma sincera,
Me llevas a lo más alto,
De la alegría plena.

Si supieras,
Que en tus brazos de mujer,
Puede espantar los fantasmas
Que desde siempre me han perseguido.

Si supieras,
Que el cambio que busco,
Siempre está contigo, buscando
Transformarnos en algo mejor.

Si supieras,
Que me angustia el alma,
No tenerte  a mi lado,
O tenerte sin estar.

Si supieras,
Hace rato me hubieses amado,
No pasaría por nuestras mentes dejarnos,
Como bobos, esperando.

Si supieras,
Que las paginas,  de este gran libro
Que es mi vida, necesita de las palabras
Del amor, de la vida, de tu compañía.

Si supieras,
Que poco soy, y más cuando me consumes
Me dejarías tan libre,
Que te amaría hasta el infinito.

Si supieras,
Cuanto miedo me da querer,
Cuando siento la risa de tu alma,
Fingiendo ser amor.

Si  supieras,
Que te necesito, que no hay otra mujer,
Que no hay otros cuerpos,
Más que el tuyo y el mío.

Si supieras,
Que cada domingo sin tu compañía
Me saben a lunes desabridos,
Por las tardes del invierno.

Si supieras,
Que sin el calor de tus manos,
Siento que el mundo se aleja,
Y que tan solo, me deja.

Si supieras,
Que la soledad, no esta tan sola
Cuando tengo tu silencio
Como compañía.

sábado, 21 de abril de 2012

Quien será capaz

A veces...me pongo a pensar....
¿Quien leerá lo que digo?
¿Quien será capaz de darse un momento para interesarte en este mar de palabras? 
¿Algún día sabré algo de aquella persona que se ha detenido a leer?

El mundo es tan grande y la Internet lo vuelve tan pequeño.




No soy un papel


Y un día abrí los ojos
y pude ver
cuan ciego esta el mundo
que justifica su tener.

Y un día desperté,
y me encontré, tan solo
que pude ver
que no hay nada que se pueda tener.

Todo es tan efímero
como el hoy,
y el corazón no da espacio
ni siquiera ante el amor.
El beso de la muerte,
nos espera tan pronto,
y esta vida no es
una película siciliana.

Todo es un papel
que lleva la esencia de la juventud, de la esperanza,
cuando uno observa,
se escapa la vida.

La inocencia es un tesoro,
el niño no puede ver
cuantas miserias carga
en sus hombros, su madre.

Las masas se unen
para poderse enceguecer
y se entregan al instinto de la euforia
la violencia, la alegría,
en el momento de enfrentar al poder
¡Que placer!

con tan pocos que nos quedan,
el trabajo se los lleva,
y todo por un papel.

Un papel que nos quita
el alma en vida
no enceguece el cuerpo,
y no hunde en la ambición.

Voy cayendo lentamente y se dilapidan,
mi pocas ganas de vivir,
¿De qué sirve tanto esfuerzo
si lo único valorado es un papel?

Y no es un árbol.
Y no es el tiempo.
Y no es el cuerpo.

Es solo un papel
usándonos de cepo (de carnada).
Y un día abrí los ojos
y pude ver
cuan ciego esta el mundo
que justifica su tener.

Y un día desperté,
y me encontré, tan solo
que pude ver
que no hay nada que se pueda tener.

Todo es tan efímero
como el hoy,
y el corazón no da espacio
ni siquiera ante el amor.
La soledad consume,
el corazón ya no late,
los días pierden sentido
Yo no soy un papel
(Mucho menos de cambio)

domingo, 15 de abril de 2012

Un Recuerdo perdido (Canción)

viernes, 13 de abril de 2012

Un recuerdo perdido


Arribe hacia un viejo pensamiento. Quite mis sueños sobre una realidad que aun no logro recordar. Un nombre que ha escapado, pero aun así se deja entrever. Ya no recuerdo, si solo fue un sueño o fue mi mente que decidió olvidar. De todos modos, el recuerdo vino a mi mente, en un estado difuso. Mostrándose como una noche de algarabía, un cuerpo en deseo y un pensamiento sometido a la pasión. Las ideas se oscurecen y se desvanece tu rostro. Tirado en la cama, la mente se altera y un recuerdo viene hacia mí. Un pasado tan olvidado que no puede recordarse. Una mujer y un nombre perdido. Un cuerpo demandando a mi libido un despertar atípico. Un acto sexual que rebota en mi tierra. Un deseo persistente disfrazado de sueño y oculto en una realidad ajena a mis recuerdos. Un calor que me despierta y desconozco cuál es.
Me pierdo en el tiempo y me mareo, sin poder adivinarte… el recuerdo se hace un estigma perdido en la niebla. ¡Quiero ver esa realidad! Y la mente se vuelve ajena. El pensamiento se desvanece y la mente no lo puede recordar. El tiempo avanza y junto a él, se desvanece tanto tu cuerpo como el propio deseo. Me siento y cuan poco entiendo. Olvido lo sucedido y me pierdo en un pasado que la mente ha olvidado, vaya una a saber por qué.

sábado, 7 de abril de 2012

Silencio

En aquel silencio,  su mente; su pensamiento mas perturbado, se hizo una realidad. No era tristeza, no era dolor, no era. Esa cuantificación de la vida cotidiana, le quita cualidad. Ese momento en que los números se vuelven estadística, le robaron la fuerza al instante.


Sin embargo, está ahí. Haciendo frente a su mundo. Sin otro remedio más que enfrentarle. Sin otra solución que observar lo ya hacía tiempo dejaba correr en el rumbo de ese rio turbio que no quería reconocer como tal.

   - Todo es claro, como un manantial de aguas serranas. Todo es oscuro como una noche en medio  de la nada.


Silencio marginal, los ojos perdidos en la bruma del mar. Si al menos pudieras callar. Si al menos dejases de escuchar. Si al menos ese silencio, seria tal.