domingo, 31 de octubre de 2010

Y nos queda una puerta abierta....



Néstor no fue ni el caballero protector del santo grial (como lo pinta los que son mas papistas que el papa), ni un entreguista neoliberal (como lo tildan sectores izquierdistas opositores), ni un zurdo activo (como señala el ala conservadora de la clase dominante). Néstor Carlos Kirchner fue transformación y la puerta ya esta abierta. Más allá de las críticas pertinentes que se le puede (y debe) realizar, el kirchnerismo significa un modo nuevo, distinto de ver la política Argentina. Un cambio. Con un modelo de país firme. Una forma renovada de gobernar la nación. Una visión política que plantea la transformación de las estructuras sociales, políticas, económicas, culturales de la sociedad Argentina. El cambio esta dado, si el país avanza o retrocede, solo dependerá de la conciencia que tomemos todos y cada una de los argentinos, como miembros de la sociedad civil.
El momento histórico nos invita –casi obligadamente- a participar. A participar activamente, a tomar posición. A dejar de lado, el ser oposición por el solo hecho de oponernos y tomar conciencia de las necesidades que afrontan la Republica Argentina y Latinoamérica. Ya no estamos solos. Ya sabemos, por lo menos,
hacia donde vamos.


Después de mas de 50 años de lucha entre un modelo nacional y la forzada integración al modelo globalizante propuesto por el liberalismo norteamericano (y su versión postmoderna, el neoliberalismo), la Republica cae en un estado de desesperanza, desarraigo, crisis económica, social y –por sobre todo- en un vacío político. Un vacío de poder. La gente no podía evitar cuestionar de forma univoca el porvenir. “¿Qué vendrá ahora?”, “seguro es mas de los mismo”, “que se vayan todos, que no quede ni uno solo”… teniendo en cuenta solo algunas de las vociferaciones que dejaban entrever el marco político-social de aquel tiempo. El bipartidismo imperante entra en decadencia y comienza a perder lugar. Ni peronismo, ni radicalismo tienen legitimidad. La política entra en un estado permanente y ascendente de “perdida de credibilidad”.

La desconfianza de un pueblo defraudado durante décadas (¡vaya paradoja!, el pueblo es defraudado –principalmente- por un individuo que decía “síganme, no los voy a defraudar”) se ve materializada en su postura frente al estado. El sector social encargado de tomar las grandes decisiones comienza a perder espacio. Se da un estado de ausencia de poder explicito (el estado pierde su valor). Y como creerle a un estado que se río de las necesidad de los jubilados, que aprobó leyes en contra de la educación, que privatizo todas y cada unas de las empresas nacionales aniquilando la industria interna? ¿Cómo confiar?. Todo esto, sumado al hecho de incrementar la deuda externa para empobrecernos mas (¿Cómo se explica eso?), tener política entreguistas… y, lo peor de todo, generar una deuda con civiles de Francia, Italia, España, etc. con una política económica con menos credibilidad que el llanto de Andrea del Boca en el velatorio de Kirchner. El estado deja de ser argentino, se vuelve un enemigo explicito de su propios habitantes. Los políticos que se muestran como La renovación terminan jugando el mismo juego. El país se ve envuelto en un círculo vicioso. Su clase dominante es viciosa y no permite los vientos de transformación.

En un contexto de desarraigo, Menem (representante máximo de ese modelo vicioso) gana las elecciones en 2001 con un 24% de los votos, frente un desconocido Néstor Kirchner con un 22%. La ley es clara: El ganador debe sacarle, al menos, un 50% de diferencia al segundo. Entonces, hay ballotage.
Todos los postulantes y sus votantes apoyan a Kirchner. No por creer en sus propuestas, sino por no votar al riojano. Pero ante un inminente triunfo con una probabilidad de voto superior al 70%, Carlos Saúl Menem decide bajarse del ballotage para evitar ser sepultado políticamente, alegando que “las condiciones no son propicias debido a las irregularidades de los comicios”. Sabe perfectamente que si el desempate se lleva a cabo, Kirchner será recordado como el presidente con más votos en la historia Argentina. Un político aun desconocido, sin antecedente real en la política nacional, entrando en las páginas de la historia sin mostrar quien es; le parece inconcebible al hombre de las patillas noventonas. Hombre que no acepta su derrota y la necesidad social de su alejamiento definitivo de la política. Esto se comprueba, cuando en los comicios de 2007 se presenta nuevamente.

Así, Néstor Carlos Kirchner ganaba las elecciones siendo el presidente con menos votos en la historia política nacional. Aceptando tener menos votos que el porcentaje de desocupación que padecía el país en el momento de su Asunción.
El país esta en llamas. Pobreza, desempleo y desnutrición son solo algunos de los conflictos imperantes como consecuencia de la debacle económica que nació en Marzo de 1976 y culmino trágicamente con el argentinazo de diciembre de 2001. Veinticinco años de políticas económicas totalmente antipopulares, correspondiéndose a intereses ajenos a los de la Argentina. En ese contexto nace una propuesta que aglutina viejas ideas, pero que contiene en su interior una alternativa.

Ante un país así ¿Cómo gobernar?

El apoyo del pueblo es casi inexistente, por lo que el vacío de poder da lugar a una necesidad de formar nuevos espacios de poder. Es así, que nace el kirchnerismo militante. Nace un modelo de país que pregona la integración latinoamericana antes que los acuerdos históricos con Estados Unidos. Que invierte en la producción nacional antes que dejar que nos abastezca la industria internacional. Reactiva la economía. Paga definitivamente la deuda con el Fondo Monetario Internacional. Genera políticas de Derechos Humanos dando lugar político a las nuevas generaciones, a las nuevas formas del quehacer político argentino: los movimientos sociales. Acepta de forma explicita la participación del estado en la violación de Derechos Humanos de LESA humanidad. Delito condenado por la propia ONU y la UNESCO.

Mas allá de la lectura política que puedan realizar personas como Mirta Legrand (“La gente dice que se viene el zurdaje”) o los sectores más conservadores de la sociedad, el lugar lo abrió a las nuevas ideas, a la juventud. Estos espacios, representados –principalmente- por la renovación generacional, dan lugar a la crítica y la reflexión. Es cierto que utiliza los sectores para formar poder, para generar estabilidad en su gobierno… es cierto, pero los jóvenes vaciados de contenido, durante casi treinta años, comienzan a tomar responsabilidad militante. Se politiza la sociedad Argentina, otra vez. La gente se atreve a pensar luego de casi treinta años de silencio, lo cual provoca –obviamente- enfrentamientos, discusiones y fuerte diferencias, pero los argentinos viven en democracia. Piensan en democracia. Discuten en democracia. Se enfrentan en democracia. Se animan a expresarse. Todo esto, por supuesto,-y valga la redundancia- fortalece la democracia. Por que lo que Cobos provoca con su voto no-positivo es algo “moralmente inconcebible en el juego político, pero lo hace en democracia y bajo sus responsabilidades”. Reconstruyen las bases económicas y -por sobre todo- deja entrever una forma de gobernar, un modelo de país. Un camino a seguir.

El sector empresarial tiene lugar en la economía, recupera su espacio. Con todas las controversias que puedan generarse, pero recuperan su terreno. El campo se reactiva. No gusta de ciertas políticas estatales, pero se fortalece como nunca. Los pequeños y medianos productores tienen niveles de participación histórica.

Es cierto también, que el kirchnerismo cometió errores graves como designar a Julio Cleto Cobos como vicepresidente de la nación (habiendo sido este expulsado del partido radical por traidor); por permitir la explotación minera a cielo abierto; por no tomar partida activa en la aprobación de la ley de protección de bosques y glaciares… por no generar mayores políticas de incluso; por mantener activo el aparato político corrupto del PJ…. Es cierto, pero después de 2001 hubo una acción marcadamente comprometida. Siempre limitado por los vicios del sistema político. Luchando y ganando espacios. Así, podemos decir también, que tuvo grandes aciertos como la nacionalización de las AFJP y la ley de medios audiovisuales (con todas las criticas que merecen de igual modo).


Sin mas que decir… de miles de cosas que callo.


Faltando nombrar un sin fin de virtudes y errores, el gobierno de Kirchner deja en vida un nuevo modelo de país, una nueva forma de ser argentinos. Abre una puerta, una esperanza que ilumina un camino ante décadas de oscuridad política.
No es un santo, ni creo que sea un mártir como lo han catalogado las hipocresías mediáticas argentinas. No. Lo que si hay que ver es que Kirchner significo y significara a nivel histórico, una renovación. Cambio de dirección. Mirada introspectiva. Discusión. Y no solo eso, sino que, con su muerte, queda vivo un movimiento que le trasciende. Un espacio político que llevara su nombre, pero en pos de un modelo de país que no se basa en un individuo. Es un movimiento de sociedad. ¡Gran diferencia con las propuestas individualistas de Macri, Cobos y, hasta quizás, Duhalde! (No olvidemos que gran parte de estos muchachos participaron en los noventa). Un lugar de construcción que supera a la personalidad, a lo pregonado por el propio mandatario.
Por ello, merece el respeto que se le ha de tener. No ha de ser santificado como el Jesucristo de la era moderna, ni el Guevara del 2001. Eso es rimbombante, es la terminología que utilizan los que buscan rédito político de esta situación.

Se fue Kirchner y dejo abierta una puerta en la Argentina. Un modelo que pregona la patria grande, la unificación continental. Una forma de hacer política que nos dice a los argentinos “si, se puede vivir mejor”. Con las criticas pertinentes que merece, con la supervisión constante que necesita todo estado de poder. Hoy esa puerta se llama Kirchnerismo, pero es tan solo una forma de llamar a la transformación. Es tan solo un nombre que nos dice “Argentinos, a pensarnos desde nosotros mismo”.


Fotografias:
* http://www.google.com.ar/imgres?imgurl=http://lapuertaalternativa.com.ar/wp-content/uploads/2009/03/puerta-abierta.jpg&imgrefurl=http://lapuertaalternativa.com.ar/fotos-de-elena/&usg=__r6LvMBmZ_nnbDN76LpeOZ31StGA=&h=1944&w=2592&sz=519&hl=es&start=0&zoom=1&tbnid=IZUjmGQ8JxFAIM:&tbnh=165&tbnw=220&prev=/images%3Fq%3Duna%2Bpuerta%2Babierta%26hl%3Des%26biw%3D1020%26bih%3D504%26gbv%3D2%26tbs%3Disch:1&itbs=1&iact=rc&ei=zw7OTO_tKcSBlAfA44zlCA&oei=zw7OTO_tKcSBlAfA44zlCA&esq=1&page=1&ndsp=10&ved=1t:429,r:7,s:0&tx=86&ty=87

* http://www.google.com.ar/imgres?imgurl=http://www.elcorreo.com/vizcaya/prensa/noticias/201006/15/fotos/5751301.jpg&imgrefurl=http://www.elcorreo.com/vizcaya/v/20100615/opinion/guggenheim-urdaibai-puerta-abierta-20100615.html&usg=__7fn_F54WLZ3iDMt4cX9qaIMk-wg=&h=230&w=300&sz=18&hl=es&start=93&zoom=1&tbnid=Nlvc6FcGW9znaM:&tbnh=167&tbnw=217&prev=/images%3Fq%3Duna%2Bpuerta%2Babierta%26hl%3Des%26biw%3D1020%26bih%3D504%26gbv%3D2%26tbs%3Disch:1&itbs=1&iact=rc&ei=Bw_OTJbMINLtnQeixfAl&oei=zw7OTO_tKcSBlAfA44zlCA&esq=12&page=12&ndsp=9&ved=1t:429,r:8,s:93&tx=88&ty=93

lunes, 18 de octubre de 2010

Lo que queremos





Por Andrés Damián Cabral
Mención de Honor "6ta convergencia Internacional de Poemas Junín 2007"









Volvamos a ver cómo eran las cosas
Cuando no iban tan mal.
Estamos hartos de tanta tristeza
Y con entereza busquemos el modo
de continuar.

Volvamos pensando en lo que perdimos
Y si el olvido duele olvidémoslo.
Sabemos, luego de tantos rencores
Y tantos dolores (y tantos amores perdidos)
Que sólo queremos
estar mejor.

De ahora en más inventemos caminos
Y busquemos abrigo en algún lugar.
-A veces creemos que no hay manera-
Pero la larga espera no debe impedirnos
De comenzar.

De ahora en más encendemos motores
(motores que vuelvan a funcionar)
Y que los temores se queden atrás.
Que nos ganen los mismos de siempre.
Mostremos los dientes, respiremos hondo…
y a caminar.

Por que estamos peor que mañana
Pero mejor que ayer,
Perdimos el pelo y las mañas
Y ahora queremos
Dejar de perder.

Fotografia:
http://blogvecindad.com/normalmente-solo-vemos-lo-que-queremos-ver/2008/07/24

sábado, 16 de octubre de 2010

Leones en Florencio Varela: Una profecia de un futuro inesperado.



En Florencio Varela se encuentran seis jaulas con leones que han sido abandonados por un circo. Nadie se percata que estos animales están perdidos en la intemperie. Luego de unos días, el hambre y la desesperación los ayudara a huir. Así, el león se introducirá en un nuevo ecosistema. Se reproducirá y comenzara a ser cada día mas común en el continente, a tal punto, que Florencio Varela será un lugar peligroso no tanto por “Flagelo de la delincuencia” (como gustan decir algunos sectores sociales para ocultar su indiferencia), sino por que también habrá que tener cuidado con los leones sueltos viviendo en los suburbios del barrio porteño. En los alcantarillado o canales. En principios, se comerán los perros y gatos de la calle o todo aquel animal que encuentren… El hombre dará resistencia por lo que le tendrán miedo.

Pero, luego, nos perderán el respeto infundido y aprenderán a casar humanos. Salir de noche y regresar caminando en estados alterados de conciencia serán eventos cargados de acción adrenalinica. Llegar a salvo, una odisea cuasi Homérica. Con el tiempo, alimentándolos, saciando su hambre natural, lograran domesticarlos. A tal punto, que algunas personas adoptaran a los leones como sus mascotas. ¡Ayayai, para aquellos ladrones que quieran entrar en las casas! ¡O imagínense al nene jugando con el bonito leoncito! Una mascota de doble filo.

Entonces, la gran cantidad de leones reactivaran la economía. ¡Los tiempos de crisis del capitalismo moderno serán historia del pasado! Los veterinarios tendrán mas trabajo, mas clientes…pues cortarle el pelo al león no es moco e´pavo. Venderán alimento para león y, por supuesto, le mantendrían las garras bien cortitas para que “no hiera a nadie en casa cuando quiera jugar”. El leonismo será el sistema imperante. Las fabricas venderán mas y mas tijeras, las metalúrgicas producirían mas y mas acero para la fabricación de filos para cortarles las garras a los leones. Los supermercados venderán mas comida. Los carpinteros, casas para leones. Los dialers mas droga a los ladrón para que cobren mas valor para entra a robar a esas casas donde el guardián es un león. Las bajas policiales serán menores, los oficiales los utilizara para reprimir marchas. Serán más violentos. Y les darán de comer a estos, con todas aquellas personas, que bajo su lupa, sean revoltosos ante el orden público.

Con el tiempo, también se los comenzara ha utilizar como medio de transporte. Y los jugadores apostaran a las carreras de leones y la lucha de leones. Como pasa con todo, el boom de los leones comenzara a decaer y empezara a verse leones callejeros durmiendo en plazas y caminando por las calles. Hurgando la basura. La Sociedad Protectora de Leones intentara rescatarlos, pero la enorme cantidad les hará imposible de cumplir esa tarea. Y se registraran ataques de leones en distintos puntos de América y el país. “Leones durmiendo en puerta de la catedral se comen a cura de madrugada” titulara Catástrofe TV. “Leones golpistas intentan tomar el congreso”, dirá La TV Pública. Y, quien sabe, Marchelo Vinelli, de seguro vera el negocio e invitara a los leones a bailar a su programa. O, quizás, alguno de los soñadores querrá sacar a los pobres leones de la calle. La Cervecería Kilmmes creara un nuevo hit del verano con el “todos con el pasito del león”. Pero después se avecinaran días de superabundancia de leones. Algunos gobernantes dirán que este “es un problema de clases de leones” que “hay leones buenos y leones malos, solo que debemos observar de donde provienen y, por sobre todo, el color de su piel”.

Y surgirá KKL (Ku Ku Lión) que se encargara de purificar la raza leonina. No faltaran personas que digan que “los leones mienten menos que los políticos” y que “tienen propuestas más coherentes y factibles”. Y surgirán duplas políticas, se empezaran a ver por las calles pancartas y panfletos: “Mishner/ León Suárez 2020”, “Mancri, el león del pueblo 2020”. Pintadas en las calles: “El León es Perón”. “Los leones del norte son imperialista”. Los Fabulosos Renault 12 reinventaran su viejo hit del hijo del león.

La gente comenzara a creer en los leones, les perderán el miedo. Y serán tantos que, con el paso de los años, harán que los hombres comiencen a vivir en los árboles por el espanto de vivir sin ser comidos por estos salvajes animales, que antes eran sus amigos. Se los tratara de traicioneros y se dirá que “no hay nada como tener un perro”. Las rutas desaparecerán, los autos comenzaran a volar. Todo estará en el aire, hasta que un día se habrán comido (junto al hombre) a todos y cada uno de los bichos existentes en la Argentina; y, luego, de América Latina.

Estados Unidos, modificara sus leyes y aprobara la construcción de una gran muralla para contener “la migración de leones del sur”. Entonces serán tantos y tendrán tanta hambre que aprenderán a trepar árboles. Los humanos sobrevivientes de la lucha diaria tomaran la decisión de irse a Europa, Asia y Norteamérica… lugares a los que consideraran como “seguros, civilizados, ejemplos de sociedad”.

Tras la migración de una tercera parte del mundo hacia estos continentes, se dará un estado de superpoblación en ellos. Se incrementara el racismo, la xenofobia, resurgirán los nacionalismo raciales. El belicismo será moneda corriente. La conflictiva entre humanos será tan crítica que todos olvidaran el conflicto de los leones. Y el mismo fenómeno se repetirá en Europa, Asia y Norte América. A tal punto, que el excelentísimo presidente de los Estados Unidos de Norte América pregonara por un nuevo proyecto de mundo sano y democrático, “el sueño lunar”. Donde los elegidos vivirán en un estado de prosperidad infinita, alejados de sus enemigos. Se elegirán a los más aptos, siempre sin citar a Darwin. Pero, al llegar a la luna, recordaran que la China y la Rusia asiática también están en ella; y se encuentran pregonando por una luna comunista. Y renacerá un viejo conflicto. Una nueva guerra fría. “La guerra hielada lunar” según los testimonios de un periodista cordobés del canal “Lunático y de cara TV”.

El pánico se acrecentara y volveremos a lo mismo…a la guerra. A la escasez. A dividirnos, etc.… etc.… ¿Y todo? ¿Y todo por que? Todo por que un circo abandono seis leones en Florencio Varela.
Gua… lo que puede suceder cuando se inserta un animal en un eco-sistema al que no pertenece. Al fin y al cabo, los de Green Peace tienen razón “El calentamiento global es real” y, para mi, es el que provoca que el 9% de la población del planeta, gobierne sobre un 91% dormido.

Imagenes:
http://www.girardot.ws/images/leon_2.jpg
http://www.blogespierre.com/wp-content/uploads/501112382_leon-cebra.jpg
http://fondosdisney.com.es/wallpaper/Leon-de-Las-Cronicas-de-Narnia/