domingo, 24 de agosto de 2008

Hoy

Hoy pienso y no puedo evitar cuestionarme. Es que hoy ya no es ayer. Es que el tiempo pasa y me obliga a la reflexión. El tiempo avanza, me presenta nuevos caminos a seguir. Me hacen temerosos. Pero ¿Como ser hoy el mismo de ayer? ¿Como continuar siéndolo, cuando lo esencial se entromete en mi camino? ¿Cuándo al despertar una mañana, encuentro mi mundo a salvo? ¿Como no mutar, si ayer mi cielo era color gris y hoy, brilla tanto que encandila mi alma?
Cambio. Me transformo. Lo deseo. Si, si hoy cambie es por amor. Si. Por amor a la vida misma, por encontrar en carne y hueso la oportunidad de saber lo que es. Por descubrir que el tiempo nada puede hacer con él. Que las fronteras, solo existen en la cabeza de cada uno. Que en realidad, las distancias no existen mas que en uno mismo. Que no hay distancias, ni tiempo. Que nada puede evitarlo, solo yo puedo evitarme.
Eso es tan solo eso. Amor. Algo que racionalmente no puede explicarse. Algo que no puede materializarse más allá de quien lo tiene. No importa entender, solo es necesito saber que esta. No negarme a el. Y entregarme, dudando. Si, dudando. Por que es la única defensa que tengo ante él. Pero teniendo dudas con fundamentos. Tal vez, esto es lo único racional en este juego. Los fundamentos de la duda.
Dudando para cultivarlo. Cultivandolo para que de frutos. Evitar forzarlo pero darle todo de mi y llenar cada espacio, que deja ante ella, con amor.
Tal vez, estoy errado. Tal vez, no. Realmente, no me importa. Solo entiendo que hoy es hoy y que estas a mi lado. Lejos en el tiempo. Lejos en el espacio. Pero a mi lado. Por que estas en mi mente todo el tiempo. Por que te siento dentro mio. Por que te necesito tanto que ya no importa donde estés.
Entiendo que no se estar enamorado, pero se que lo estoy. Por que siempre estoy a la espera. Siempre necesito saber. Si me has escrito, si te acuerdas de mí, si me quieres. Y lo tengo. Cada vez que lo necesito, ahi esta.
¿Como puedo no ser feliz, así? No lo se. Nada sé del amor. Como tampoco de la felicidad. Como tan poco sé de la vida. Pero quiero, deseo y necesito serlo. Y tu me lo das todo, todo en un instante.
Siendo todo tan simple ¿como puedo ser tan mezquino? ¿como no regalarte toda mi paciencia? Por eso, estoy dispuesto a entregarme entero. Cuerpo y alma. Tal vez, no pueda darte todo lo que quiero.... pero seguiré hasta el final dándote todo de mí. Te ofrezco amor. Sincero y verdadero. Te doy toda mi indefensión ante ti. Me entrego hoy a ti. Pues tu mundo, le ha dado sentido al mío. Pues tu mera esencia me da vida; pues en tus brazos sentí realmente lo que es vivir. Es amor. Vos lo sos. Sos vida. Por eso, te deseo y me entrego a ti